efectos de la musica en los bebes 1

Todos conocemos los efectos que produce la música sobre nuestro ánimo, y seguro que hemos oído alguna vez la frase “La música amansa a las fieras”, ¿verdad? Pues además la música se puede utilizar para estimular al bebé, incluso desde antes de su nacimiento.

A los cuatro meses de embarazo, el feto es capaz de escuchar porque el sentido del oído es el primero en desarrollarse. A los dos meses de edad ya reconoce ritmos y a los seis meses incluso melodías.

Expertos en musicoterapia dicen que cuando un bebé ha escuchado una determinada melodía antes de nacer, cuando la escuchan tras su nacimiento, les ayuda a dormir y tiene un efecto tranquilizante. Hay un libro que te recomiendo para aprender a estimular a tu hijo a través de la música. La autora es Pilar Carrasco y se titula “Como educar a tus hijos con la música”.

Efectos de la musica en los bebes

efectos de la musica en los bebes 3

Hay diversos estudios y todos coinciden en que la música, especialmente la clásica de Mozart produce entre otros estos efectos:

  • Mejora la concentración, la capacidad de memoria y de razonamiento
  • Estimula la creatividad y la imaginación
  • Estimula el desarrollo psicomotor del bebé porque le ayuda con el equilibro y favorece un movimiento más armonioso, sobre todo al unirla al baile
  • Favorece el desarrollo lingüístico porque estimula las conexiones neuronales del campo del lenguaje
  • Reduce el estrés por su efecto relajante

Actividades para estimular al bebé con la música

  • Durante el embarazo, a partir del cuarto mes, puedes empezara a dejarle oir música. Lo más aconsejable es música clásica sosegada, como Mozart, Vivaldi, Bach, Beethoven. Unos auriculares colocados sobre tu tripita pueden servir, aunque también hay cinturones pensados para ello.

efectos de la musica en los bebes 2

 

  • Durante los primeros meses de vida empieza a cantarle nanas, utiliza carrillones musicales con temas repetitivos tranquilos. También hay temas musicales recomendables, como  “El sueño de una noche de verano”, de Mendelssohn o “Canción de Cuna” de Brahms.
  • Para empezar a estimular el ritmo puedes empezar con balanceos rítmicos al son de la música. Luego, al año, ya puedes empezar con movimientos más complejos que seguro divierten mucho a tu hijo.
  •  Utiliza música algo más activa cuando es de día, así diferenciarán el día de la noche. Por la noche música más relajante para favorecer su sueño. Aprovecha momentos como el baño, cuando le das un suave masaje…
  • Y cántale mucho, aunque sean canciones que te inventes y que le ayuden a activar su lenguaje. Su sonido debe ser agradable. Cuando juegue pon música y crea un clima de tranquilidad, seguro que se concentrará más en su actividad.

efectos de la musica en los bebes 4

Como anécdota os contaré que una de las canciones favoritas de uno de mis hijos cuando era bebé, era “No es lo mismo” de Alejandro Sanz. Era oirla y ponerse a patalear de contento. Mano de santo en los viajes para tenerle entretenido.

Y eso es todo por  hoy.

Espero que os haya gustado. Si es así, ya sabes, un Me Gusta o un comentario….

 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.